Román Gonzalvo

 

 

 

Ligada a la psicología, la psicoterapia es la herramienta utilizada por los profesionales de la salud, para tratar los conflictos psicológicos y sus consecuencias, en las personas.

Existen varias escuelas de psicoterapia y diversas formas de trabajar, sin embargo se ha demostrado que la sanación no depende tanto de la escuela a la que se adscriba el trabajo, sino de la relación terapéutica que se establezca entre la persona que viene a consulta y el terapeuta.

Cada vez más, se está reconociendo la eficacia del uso integrativo de las diferentes técnicas y abordajes terapéuticos de las principales corrientes de conocimiento:

-Conductista

-Cognitiva

-Psicoanálisis/Psicodinámica

-Humanista/Existencial

-Familiar/Sistémica

-Transpersonal/Integral

 

Cada enfoque tiene sus características, sus formas de entender la psique y el comportamiento humano, así como sus propias herramientas para trabajar las dificultades psicológicas.

Personalmente, utilizo conocimientos y técnicas de todas ellas, porque depende de cada persona, de su circunstancia, de su nivel de consciencia, y de su disposición, la eficacia del trabajo.

 Una descripción de cada una de estas escuelas está disponible clicando sobre su nombre. Y para una breve introducción a todas ellas aqui.

A modo de resumen:

ü   Utilizo la psicología cognitiva cuando se trabaja con los pensamientos, la actitud y la interpretación que hacemos de la realidad.

ü   El conductismo cuando tiene que modificarse una conducta concreta que resulta desadaptativa.

ü El psicoanálisis (psicodinámico) está siempre presente desde el momento en que la terapia tiene como objetivo hacer consciente los elementos inconscientes que han desencadenado la circunstancia actual.

ü La psicoterapia humanista cuando se ha de desarrollar el potencial humano, la vivencia de las emociones reprimidas, la libertad del individuo, la espontaneidad, la responsabilidad, la evolución y el crecimiento personal.

ü   La logoterapia (existencial) si la persona no encuentra sentido ni a su vida particular, ni a la vida en general.

ü   La terapia familiar sistémica si el problema está determinado o influye en el entramado familiar o social del individuo.

ü   Y la psicoterapia transpersonal (integral) cuando la persona requiere expandir su consciencia, trascender su ego, encontrarse con su verdadero ser y con el de los demás.

 

En la actualidad se sabe que una adecuada y perdurable sanación, viene determinada por la combinación de diferentes estrategias terapéuticas, según han mostrado diferentes autores (Arkowitz, 1992; Beitman, 1992; Duncan, Miller, Wampold y Hubble, 2011; Frank y Frank, 1961; Garfield, 1980).

 

Logotipo